Los retos de una docente

En El Salvador, según el último censo del Ministerio de Educación en el  2016, existen 57,761 docentes a nivel nacional. Dora Marina Guzmán, forma parte de esa estadística desde hace 40 años. 

MARINA 2.JPG

Dora Marina Guzmán es docente desde hace 40 años, actualmente trabaja en el Colegio Reverendo Juan Giraudo donde ingreso por falta de profesores. Foto por Fátima López

Por Fátima López

Con 70 años, Dora Marina Guzmán ha dedicado 40 años de su vida a la docencia.. “Mi meta siempre fue convertirme en profesora”, expresó Marina. Durante este período de docencia, Marina ha tenido diferentes experiencias, entre ellas la más significativa es que en las escuelas donde ha impartido clases siempre han tenido grandes deficiencias. Ya sea falta de docentes en las instituciones públicas o que los niños no puede terminar sus estudios, lo cual provocaba, según Marina un índice más alto de analfabetismo.

Marina se trasladó de El Salvador a México durante diez años, donde impartió clases de cocina durante tres años en la secundaria “Desfile de modelos”. Dicha secundaria solo atendía a los hijos e hijas de los empleados de una maquila. En está escuela el objetivo, según Marina, era preparar a los alumnos para que desempeñarán un oficio en el futuro, debido a que muchos de ellos no podían seguir estudiando educación superior.

Luego de esos diez años Marina regresó a El Salvador, donde se encontró con una realidad parecida a la de México. “Cuando regresé al país me informaron que tenía una plaza como profesora en el Cantón el Rosario, Soyapango, en la Escuela rural mixta Cantón el Rosario”. Sin embargo al llegar a la escuela, a Marina le ofrecieron el cargo de directora el cual rechaza, debido a que se le explicaron diversas deficiencias de la escuela.

“Los maestros a veces no se presentaban a trabajar o solo llegaban a firmar el acta de asistencia pero no impartían clases”, dijo Marina. Actualmente, según el censo realizado por el Ministerio de Educación  (MINED) en junio del 2016, se contabilizan 44,593 docentes que trabajan solo en el sector público a nivel nacional y 11,743 en el sector privado. Únicamente en San Salvador el MINED contabiliza 8,928 docentes en el sector público.

En el caso de Marina explica que la ausencia de profesores en la Escuela Cantón el Rosario se debía a factores como: la escuela estaba ubicada en una zona de difícil acceso y solo  tres rutas de buses dejaban relativamente cerca, a veces los  buses no circulaban, en esos casos los docentes tenían que caminar largas extensiones. “Más de una vez camine desde el Cantón el Limón, hasta el Cantón el Rosario era un camino largo”.

Al ver la falta de docentes, Marina impartía clases a diferentes grados “Le daba clases a 50 niños solo de primer grado por la mañana, por la tarde le impartía clases a segundo y quinto grado y si hacía falta atendía a otro grado” explica. “Que los niños se superen es hasta el día de hoy mi mayor objetivo” dice Marina. Pero acepta que el hecho de atender a demasiados niños provocaba una enseñanza menos personalizada para ellos.

Además de esto los niños faltaban varias veces a sus clases, ya que trabajaban en milpas, situación que se sigue dando en la actualidad en las escuelas rurales y que provocaba según Marina que los alumnos se atrasen o no finalicen sus estudios. Marina relaciona esto con el analfabetismo. Según el Observatorio Latinoamericano de Políticas Educativas explicas que durante el año 2013 la tasa de asistencia escolar en la zona rural fue de 29.9 %. Por otro lado el último informe presentado por el viceministro de Educación, Francisco Castaneda en el 2016 explica el país posee 10.9 % de analfabetas. “Lo cual implica que un poco más de 400 mil salvadoreños mayores de 15 años aún no saben leer y escribir” expresó Castaneda. Aspecto que para Marina no es nuevo.

Para Marina quien siempre ha impartido clases desde primer ciclo hasta quinto grado, dedicarle tiempo a cada alumno es fundamental, “En la educación los primeros años son importantes, ya que son las bases, ahí los niños aprenden a ser responsables, ordenados, disciplinados etc”

Marina se jubiló  en el año 2013, pero viendo la necesidad del Colegio Reverendo Juan Giraudo, institución que necesitaba un docente para primer ciclo, ella por el amor a la docencia se integró a dicha institución en el 2014 y sigue laborando hasta la fecha. El problema es el mismo para Marina, la falta de docentes en las instituciones educativas. Ese fue uno de los motivos por el que ingresó a dicho Colegio. Pero además acepta que su mayor pasión siempre ha sido enseñar. “Espero seguir ejerciendo la docencia hasta que ya no tenga fuerzas” expresa Marina.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s