El papel de la investigación científica en la niñez

18986694_1487835827957326_171584525_o.jpg

Gerson Johan Marin Flores es un joven de 30 años, miembro voluntario desde hace 13 años de  La Fundación ELIC, Escuelas Libres de Investigación Científica para Niños, institución mundial sin fines de lucro tiene su sede en Caracas, Venezuela. Él trabaja promoviendo la formación crítica de la investigación en la niñez de América Latina y actualmente en nuestro país.

 

Por Elvia Romero

Gerson Marín es un físico, originario del departamento de Santander, Colombia, además es voluntario de la Fundación ELIC desde hace 13 años, de estos, 5 años lleva trabajando a tiempo completo.

La misión de él se centra en hacer de la niñez latinoamericana y ahora, específicamente la salvadoreña, un sector que desde pequeños desarrollen un pensamiento critico, analitico e investigativo, permitiendoles desarrollarse de forma integral en las diferentes áreas de estudio y sociedad.

Marín, actualmente trabaja en el país brindando  capacitaciones y talleres a docentes y niños en el área de investigación científica.

 

En sus 3 meses de estar viviendo en nuestro país, ha visitado diferentes departamentos, entre ellos Morazán y Chalatenango, con el objetivo de, capacitar, dar charlas y promover el 9° Congreso Mundial para el Talento de la Niñez que se desarrollará en la Universidad  Centroamericana José Simeón Cañas (UCA).

 

El Salvador es el primer país centroamericano en ser sede de este importantísimo congreso. Esto da un marco de desafíos al gobierno en tema de investigación científica y por ende al Ministerio de Educación.

 

Para el presente año se ha designado un presupuesto de 6,621,230 al Ministerio de Educación  para que se desarrolle la ciencia y la tecnología en las escuelas públicas, pero si tomamos en cuenta el censo más reciente de estudiantes del sector, es de 1, 261, 057, este presupuesto es mínimo o insuficiente para tener un impacto positivo. .  

 

Gerson explica que “los niños desde pequeños preguntan el por qué, ellos siempre están cuestionando, no creen en un mundo fijo y eso es parte de su desarrollo, pero casi siempre se coarta esa cualidad  al crecer, porque se pierde nuestra capacidad de asombro, de curiosidad”.

 

En este sentido Johan considera que es necesario capacitar a los maestros porque son ellos quienes tienen la capacidad y oportunidad de impactar la vida de un niño, ya sea de forma positiva o negativa.

 

Los talleres de Gerson se enfoca en que los niños desarrollen sus potencial, proporcionándole los elementos necesarios para crecer armónicamente consigo mismo y la sociedad. Asimismo pretende que los talleres de ciencia permitan al niño realizar  trabajo cooperativo, en lugar de estimular sólo al niño que tiene más facilidad para descubrir algún fenómeno en particular y que sea este quien ayude a los demás a entender lo planteado.

 

“Uno no tiene la respuesta a sus inquietudes sobre la vida , pero por lo menos ayuda a que tengan cierta claridad sobre lo que ellos más quieren y sobre lo que pueden hacer” afirma Gerson.  

 

A pesar que ser voluntario de la fundación ha significado dejar su país, su familia, amigos y futuros estudios superiores Johan se motiva cada vez que un niño desarrolla sus habilidades o cuando alguien luego de una conferencia se acerca y agradece su trabajo.

 

Según la Organización de las Naciones Unidas no existe un dato exacto de cuántos voluntarios hay en el mundo porque es un porcentaje grande.

 

Johan decidió ser voluntario de la Fundación ELIC, considerando que son muy pocas las personas que se dedican a hacer voluntariado completo y más en el área científica.

 

En el 2004 fue la primera vez que participó en uno de los congresos. Ese año se realizó en Bogotá, Colombia. El siguiente año se convirtió en Secretario general y coordinador general de la ELIC, continuando en 2013 como organizador del congreso de Bucaramanga y el 2015 en Bolivia para terminar este año 2017 en El Salvador.

 

Gerson ha tenido que sacrificar muchas cosas para seguir de voluntario, entre ellas la situación o relación con su familia, “por parte de mi familia hubo mucha oposición a esta decisión porque significaba dejar mi país, alejarme de ellos” explica Johan, sin embargo se consuela con la satisfacción y el crecimiento personal que brinda la experiencia de ser voluntario.

 

Marín comenta que gran parte de su tiempo se dedica  a trabajos de  oficina, sin embargo cuando pasa así como en Bolivia o ahora, en el El Salvador que no hay mucha gente en el equipo organizador le toca asumir mayor responsabilidad de otras actividades, tanto en el área de logística y comunicaciones.

 

“Luego de cada congreso las personas quedan satisfechas, muy llenas y eso es motivante” afirma. De hecho expresa que en cada país que visita le gustaría quedarse y poder trabajar más en esta área de investigación.

 

Para garantizar el desarrollo integral de la niñez es necesario que el gobierno cumpla el compromiso que asumió ya que el artículo 180 de la Constitución de El Salvador precisa:  “El Estado protegerá la salud física, mental y moral de los menores y garantizará el derecho de éstos a la educación y a la asistencia”.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s