Comic-con: El mercado municipal de cultura popular

opinion violeta

Por: Violeta Quintanilla

Comic-con El Salvador necesita desviar su mirada del comercio. En esta convención, que se realiza desde hace 5 años, el protagonista son las ventas, juguetes, camisetas, posters, etc. Parece un mercado municipal de artículos de la cultura popular. Sin embargo, el evento tiene potencial, pero ignora que El Salvador también tiene industria cultural.

La industria cultural es el sector que se encarga de la creación y difusión de bienes culturales (Definición de los teóricos Theodor Adorno y Max Horkheimer), entre ellos películas, videojuegos, arte y comics. Estas son la clave de Comic-con San Diego (Estados Unidos), la convención original en la cual está basado el evento de nuestro país.

A diferencia de El Salvador, los protagonistas de Comic-con San Diego son los creadores y sus productos. Es un evento donde el visitante tiene la oportunidad de dejar el edificio con un conocimiento nuevo, ya sea “spoilers” del último episodio de una serie, o aprendizaje técnico en distintas áreas culturales. Este ofrece desde charlas informativas hasta oportunidades de trabajo para artistas.

Por lo tanto, para nosotros la convención de San Diego debería ser un modelo a seguir. Al igual que su hermana mayor, Comic-con El Salvador debería celebrar al artista nacional y entregar algo de calidad que supere las expectativas del visitante.

La convención de nuestro país tiene algunos aspectos positivos que se repiten cada año, como la oportunidad que otorga a los artistas jóvenes de presentar y vender su producto. El problema de esta es que se hace en modalidad de mercado, hay muchos puestos en un espacio reducido, lo que dificulta al visitante acercarse al producto y no permite apreciar el arte en su totalidad.

Es en problemáticas como esta donde se debe retomar el modelo original. En mi opinión seria optimo que se diera un espacio a los artistas para presentar sus productos originales y con esto me refiero a personajes e historias originales, no “Fan-art” (ilustraciones de personajes populares creadas por los fans) el cual predomina en la convención.

cuadro informativo.png
Existen diversos formatos en los que se puede presentar el producto y su creador, como conversatorios de interés donde personas que estén en la industria cultural de forma profesional puedan compartir sus experiencias con los jóvenes que asisten. El país tiene potencial que no es explorado en eventos como este, artistas como Otto Meza, creador del primer comic seriado de El  Salvador “Otto y Momo” y José Manuel Bidegain, fundador de “Art-code” la primera academia programación de videojuegos de El Salvador, son solo un par de profesionales que podrían dar un elemento de interés y aprendizaje para el visitante.

En conclusión, mi propuesta para los organizadores de cómic con El Salvador es que dejen de ver el evento como un mercado gigante de cultura popular y noten el potencial que tiene. Como fanáticos de las industrias culturales es importante que no nos olvidemos de los productos nacionales y sus creadores, quienes son personas con la capacidad de transmitir sus experiencias e inspirar a las nuevas generaciones. El Salvador también tiene industria cultural y como amantes de la cultura popular merecemos más que solo un mercado especializado.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s